Instrucciones para personas en aislamiento domiciliario

(ÍslenskaEnska - Pólska - Litháíska)

 

La cuarentena se utiliza cuando es posible que una persona esté contagiada con una enfermedad pero todavía no ha manifestado síntomas.

El aislamiento se aplica a pacientes con síntomas de una enfermedad contagiosa.

El Jefe de Epidemiología está autorizado a adoptar estas medidas en función del artículo 12 de la Ley islandesa sobre seguridad sanitaria y enfermedades contagiosas.

Aislamiento:

Las personas sospechosas de tener la infección de COVID-19 o que cuenten con la confirmación de un laboratorio y no tengan que permanecer en el hospital, deben aislarse en su residencia o en ubicaciones especificadas por el departamento de protección civil o el servicio de atención sanitaria.

  • Un profesional de atención sanitaria proporciona información detallada sobre las vías y síntomas de la infección de COVID-19. También se puede encontrar información en el sitio web de la Dirección General de Salud de Islandia.
  • Los aerosoles, las gotitas y el contagio por contacto propagan la enfermedad. Esto significa que hay riesgo de propagar el virus cuando una persona contagiada estornuda, tose o se suena la nariz y una persona sana inhala estos aerosoles o gotitas o estos aterrizan en sus manos y, a continuación, se toca sus ojos, nariz o boca.
  • Si la interacción con otras personas es inevitable, el paciente debe prestar especial atención a la higiene de manos y usar mascarilla. Si no tiene una mascarilla disponible, es importante que cubra su boca y nariz con un pañuelo al toser o estornudar. El pañuelo se debe desechar de inmediato en una bolsa de plástico tras su uso y se deben lavar a fondo las manos.
  • Una persona en aislamiento debe permanecer en su residencia y tener contacto con el menor número posible de personas.
    • Una persona en aislamiento no puede abandonar su residencia a menos que sea necesario, p. ej., para solicitar servicios de atención sanitaria necesarios, tras consultarlo con la clínica de COVID-19/servicio de atención primaria/1700 (+354 544 4113)/112. Las revisiones médicas o dentales rutinarias, la asistencia a fisioterapia o las visitas a médicos especialistas que no estén relacionadas con el virus COVID-19 no se consideran atención sanitaria esencial mientras se realiza el aislamiento y todos estos servicios deben volver a programarse. Si se padece una enfermedad (enfermedad de COVID-19 agravada u otra) o se produce un accidente durante el aislamiento y es necesaria la atención médica, la persona que se ponga en contacto con los servicios de atención sanitaria debe avisar al servicio correspondiente sobre la necesidad de adoptar precauciones de aislamiento. Esto permite a la persona que responde a la llamada organizar las precauciones necesarias para el personal médico implicado en la prestación de la atención necesaria, pero en NINGÚN caso puede demorar o impedir el acceso a la atención sanitaria necesaria.
  • Una persona en aislamiento no puede usar transporte público o taxis. Si esa persona necesita solicitar servicios de asistencia sanitaria necesarios, puede usar un vehículo privado si ella, u otra que también esté en aislamiento en su núcleo familiar, puede conducir; en caso contrario, se debe solicitar la ayuda de una ambulancia mediante una llamada al 1700 (+354 544 4113)/112.
  • Una persona en aislamiento no puede asistir al colegio o al trabajo con otras personas. Podría ser necesario un certificado médico de la clínica de servicios de consultas externas de COVID-19. Los empleadores han recibido instrucciones de que sean considerados con la necesidad de aislamiento de un empleado hasta que esté en buenas condiciones para volver al trabajo.
    • El paciente no puede asistir a ninguna reunión de naturaleza laboral, familiar o social. Por ejemplo, reuniones o encuentros laborales, reuniones sindicales, confirmaciones, funerales, reuniones sociales en casa, ensayos del coro, conciertos, etc.
    • El paciente no puede visitar centros de fitness, piscinas, teatros, cines, centros comerciales u otros lugares en los que la gente suele reunirse.
    • El paciente no puede salir a comprar suministros/necesidades, es decir, a la farmacia, tienda de comestibles, oficina de correos, bancos, etc.
    • El paciente no puede permanecer en espacios compartidos en edificios de apartamentos, es decir, rellanos de escalera, salas de lavandería o patios/áreas al aire libre de uso común. La higiene de manos es muy importante y las superficies comunes, como los botones del ascensor, debe desinfectarlas la persona en cuarentena después de haberlas tocado.
    • El paciente no puede recibir invitados en su residencia durante el aislamiento.
    • El paciente puede salir a un balcón o jardín de uso privado. Si hay allí otras personas, el paciente debe volver al interior y prestar atención a la higiene de manos antes de tocar tiradores de puertas, etc.
    • La persona en aislamiento puede cruzar pasillos y entradas comunes cuando salga o entre pero no puede permanecer en esos lugares y tiene que mantener al menos 2 m de distancia con respecto a otras personas. Se recomienda usar las escaleras en lugar del ascensor si es posible, pero de no serlo, la persona no debe compartir el ascensor con otras personas y evitar tocar superficies comunes o limpiar las que haya tocado con toallitas desinfectantes.
    • La persona en aislamiento puede sacar la basura si su salud se lo permite, en caso de que no haya otras personas en el núcleo familiar que puedan hacerlo. La persona aislada debe llevar una mascarilla si es posible que se encuentre con otras personas en espacios compartidos, y llevar un pañuelo para su uso al toser y estornudar y limpiarse las manos antes y después de abrir la tolva de desperdicios/papelera/cuarto de basura y limpiar cualquier asa con un 70 % de alcohol u otros desinfectantes tras el contacto.
  • El contacto con otras personas se debe limitar de manera estricta.
  • Idealmente, el aislamiento se realiza de manera individual. Los miembros de una familia o grupo que compartan la misma exposición pueden pasar la cuarentena juntos pero se arriesgan a ampliar su propia cuarentena y pueden aumentar su riesgo de contagio, por ejemplo, si no pueden mantener la distancia adecuada de las personas aisladas o si otros enferman durante la cuarentena. Los miembros familiares que estén sanos deben permanecer a más de 2 metros de distancia del paciente todo lo posible y prestar especial atención a la higiene.
    • Si parte del núcleo familiar está en aislamiento, el resto de miembros del mismo núcleo familiar deben estar en cuarentena si estaban cerca del paciente cuando se manifestaron los primeros síntomas.
    • La cuarentena en un núcleo familiar donde alguien se encuentra en aislamiento finaliza con pruebas después de que se haya levantado el aislamiento. El resto de miembros del núcleo familiar en cuarentena pueden esperar que su cuarentena dure un día más que el aislamiento y no se podrán someter a pruebas hasta que se haya levantado el aislamiento.
    • Las ventanas en espacios compartidos se deben mantener abiertas, como las de la cocina y el baño.
    • Los espacios compartidos y las superficies de contacto se deben limpiar a fondo, como el tirador del frigorífico, los interruptores de luces y los pomos de puertas.
    • El paciente debe dormir en una habitación separada del resto, o en una cama separada si no hay otra habitación disponible.
    • El paciente debe tener acceso a un aseo para su uso exclusivo. Si esto no es posible, es necesaria una toalla separada y las superficies comunes se deben desinfectar tras cada uso, por ejemplo, los tiradores de las puertas, los grifos, las cisternas, etc.
    • Lávese las manos o utilice un desinfectante de manos tras el contacto con el paciente o su entorno (consulte las directrices sobre la higiene de manos y la prevención del contagio en el sitio web de la Dirección General de Salud de Islandia).
    • Los pañuelos usados por el paciente para cubrirse o limpiarse la cara se deben eliminar de inmediato en una bolsa de plástico que se puede desechar a continuación en los contenedores de basura general.
    • El desinfectante de manos debe ser accesible en el entorno del paciente.
  • Un paciente en aislamiento puede necesitar ayuda con sus necesidades.
    • Cuando todo el núcleo familiar esté en aislamiento o cuarentena, los amigos y parientes pueden ayudarles con las necesidades y dejárselas en la puerta delantera.
    • Si la entrega de alimentos u otras necesidades está disponible en la zona, este servicio se puede utilizar durante la cuarentena.
    • Es posible ponerse en contacto con la Cruz Roja en relación con las necesidades si es necesario. Cualquiera que esté en cuarentena en Islandia puede ponerse en contacto con el teléfono de ayuda de la Cruz Roja en el 1717 (+354 580 1710 para números extranjeros) o en línea en www.1717.is.. También puede pedir ayuda, obtener asistencia o información y hablar con alguien en confianza. El teléfono de ayuda está disponible ininterrumpidamente y es gratuito.
    • Si el paciente necesita asistencia o atención, la misma persona debe proporcionársela durante el periodo de la enfermedad.
    • Evite el contacto directo con las secreciones (mocos, vómitos, heces, etc.). Tenga a mano guantes de un solo uso si el contacto con las secreciones es inevitable.
    • Lávese las manos o utilice un desinfectante de manos tras el contacto con el paciente o su entorno.
  • La clínica de COVID-19 o los servicios de atención sanitaria locales deben establecer un contacto diario con el paciente durante el periodo de aislamiento.
    • El paciente debe medir y registrar su temperatura corporal a diario.
    • Si un paciente desarrolla síntomas de empeoramiento, debe ponerse en contacto con la clínica de Covid-19 o llamar al 1700 (en una línea islandesa) o al +354 544 4113 (desde cualquier teléfono) para recibir más instrucciones.
    • Si un paciente en aislamiento enferma repentinamente de forma grave y es necesario su traslado a un hospital mediante ambulancia, cuando se llame al 112 debe quedar clara la sospecha de contagio de COVID-19 o su confirmación.

El aislamiento por COVID-19 puede finalizarlo un médico cuando se cumplan los siguientes DOS criterios:

  • Han transcurrido 14 días desde la confirmación de la enfermedad de COVID-19 Y
  • El paciente ha estado libre de síntomas durante como mínimo 7 días

Tras el periodo de aislamiento, el paciente convaleciente debe seguir evitando el contacto con personas con factores de riesgo de enfermedad grave (grupos vulnerables) durante 14 días. Se recomienda encarecidamente seguir prestando especial atención a la higiene y el lavado de manos. En casos en los que los criterios anteriores no estén claros, será necesario usar hisopos repetidos para obtener un diagnóstico del virus o realizar una prueba de anticuerpos. Si los hisopos virales repetidos son negativos o hay presentes anticuerpos, no se prohíbe el contacto con personas vulnerables.

Circunstancias especiales:

  • Las personas con una buena salud general sin síntomas o con síntomas leves durante el aislamiento pueden quedar liberadas de este si han transcurrido al menos 10 días desde el diagnóstico y no han manifestado síntomas durante al menos 3 días. Se seguirán aplicando las instrucciones de precaución continuada indicadas anteriormente durante 2 semanas. Esto se aplica tanto a personas vacunadas como no vacunadas.
  • Personas asintomáticas: Las personas deben ser afebriles sin síntomas de enfermedad, como letargo, dolores, tos, dificultad respiratoria o rinorrea.
  • Las personas convivientes en cuarentena y aislamiento juntas: La cuarentena de un cohabitante de una persona en aislamiento se puede levantar al mismo tiempo según la decisión de la clínica de Covid-19 de Landspitali. A continuación, la persona en cuarentena tiene que someterse a una prueba de detección para que se levante la cuarentena. Se levanta la cuarentena con una prueba negativa realizada después de haberse levantado el aislamiento. Los convivientes pueden esperar que la cuarentena dure un día más que el aislamiento del paciente. Esto se aplica a todas las personas que vivan juntas, niños incluidos.
  • Cohabitantes que realizan juntos el aislamiento: Cuando la primera persona se haya recuperado, puede recibir el alta (como se indica anteriormente) a pesar de que el resto permanezca en aislamiento. Es importante que la persona recuperada se lave bien antes de salir de casa. También se debe garantizar que la ropa y otros objetos que se saquen de la residencia estén limpios y no los hayan manipulado aquellas personas que siguen en aislamiento.
    Es importante que todos los miembros de la residencia lleven a cabo una higiene personal estricta y una limpieza a fondo de la casa cuando se levante el aislamiento de todo el mundo.
    Convivientes son todas aquellas personas que viven en la misma residencia, incluidos los niños.
  • Personal sanitario: Se aplican las mismas reglas que al resto. Sin embargo, se tendrá una consideración especial en relación con determinados tipos de trabajo que impliquen a personas vulnerables. El médico y el supervisor tendrán en cuenta esta cuestión caso por caso.

 


Fyrst birt 14.09.2021
Síðast uppfært 28.09.2021

<< Til baka